Chubut El Paraíso

Lo nuevo en Mercado Libre

GRACOP Artes Gráficas

GRACOP Artes Gráficas
Tus socios creativos

¿Cómo puedes vender y cobrar por Internet?

Dineromail, para enviar y recibir dinero via e-mail

Atardecer en Esquel

Atardecer en Esquel
Foto: Daniel Galatro

Te esperamos!!!!

12/7/11

Un caramelo esculpido en el corazón del Pirineo


Circo de Soaso y las Tres Sorores: Cilindro, Monte Perdido 
y Soum de Ramond o Pico Añisclo (de izquierda a derecha) 
desde la Faja de Pelay. 
Ruben García Blázquez

Escalada al centenario

Las expediciones del botánico y geólogo francés Ramond de Carbonnières, que holló por primera vez la cima de Monte Perdido en 1802; el trabajo divulgador del fotógrafo y escritor Lucien Briet y las andanzas de otros pirineístas contribuyeron a que en 1918 el valle de Ordesa fuera declarado Parque Nacional. Es el segundo más longevo de España, tras Picos de Europa, y fue ampliado en 1982 hasta las 15.608 hectáreas que hoy conforman el macizo de Monte Perdido y los valles de Ordesa, Pineta, Escuaín y Añisclo.

Últimas luces sobre la cima de Monte Perdido (3.348 metros) 
desde el refugio de Góriz. 
Ruben García Blázquez

Punta y paredes de Mondarruego desde Torla. 
Ruben García Blázquez

Conocer y sentir la montaña

La mejor toma de contacto con el Parque oscense tiene lugar en el centro de visitantes de Torla. El reto, la sabiduría y la fuerza que representan las montañas se dejan sentir en la combinación de paneles informativos, maquetas y piezas audiovisuales que están a disposición del público. Este punto de información y exposición permanente recoge aspectos de la flora, fauna, geología, etnografía y hasta la mandíbula fósil de un cocodrilo que habitó en Ordesa hace 57 millones de años.

El Gallinero sobre un tupido bosque mixto 
desde la pradera de Ordesa. 
Rubén García Blázquez

Centro de Visitantes de Torla. 
Panel introductorio al espacio "La vitalidad". 
Rubén García Blázquez

Pantalla de proyección y detalle del diván "Sensaciones". 
Rubén García Blázquez

Pantallas cilíndricas y escultura de cuerda. 
Rubén García Blázquez

Carteles informativos en la pradera de Ordesa. 
Rubén García Blázquez

Sin temor pero con respeto

Varias decenas de rutas señalizadas surcan todas las vertientes del Parque Nacional. Hay que acudir a la montaña en compañía, sin temor pero con respeto y con la experiencia y la forma física que exige el itinerario que se desea realizar. La ropa y el equipo debe ser el adecuado, ya que que puede variar el tiempo y la temperatura durante la marcha, y siempre hay que consultar los partes meteorológicos que proporciona el personal del Parque. En los puntos de partida hay carteles con consejos, la normativa vigente y las características y duración aproximada de cada ruta. El recorrido más transitado de Ordesa es el que conduce hasta la fotogénica cascada de la Cola de Caballo. El trayecto salva un desnivel de 550 metros. La senda atraviesa un tupido bosque mixto y descubre a su paso las cascadas de Arripas, La Cueva y El Estrecho. Superado el desnivel se accede al circo de Soaso, un inmenso cuenco tapizado de hierba donde se forma el salto de agua más fotografiado del Parque.

Río Arazas a contraluz desde las cercanías de la pradera (izquierda) 
y vista desde la Faja de Pelay (derecha). 
Rubén García Blázquez

Hojas de haya (Fagus sylvatica). 
Rubén García Blázquez

Hayedo. 
Rubén García Blázquez

Calzadas de la Cueva (izquierda) 
y del Estrecho (derecha). 
Rubén García Blázquez

Cascada "Cola de Caballo". 
Rubén García Blázquez

Esqueleto de pino negro (Pinus uncinata) 
y Cascada de Cotatuero 
desde la Senda de los Cazadores. 
Rubén García Blázquez

Una senda hacia el cielo de Ordesa

Los más preparados pueden tomar desde la pradera de Ordesa la exigente Senda de los Cazadores. La subida salva un desnivel positivo de 650 metros en algo más de una hora y media y va trazando un excalestric por el hayedo hasta alcanzar los dominios del pino negro (Pinus uncinata), un auténtico equilibrista de los roquedos que crece a partir de los 1.600 metros de altitud y que pace acompañado de rododendros. Durante el ascenso fascina el Circo de Cotatuero rasgado por su interminable cascada y las vistas, cada vez más lejanas, del aparcamiento y la pradera. En el alto espera el mirador de Calcilarruego, un anfiteatro de vértigo con vistas frontales al Racón, el Gallinero y la Faja de las Flores. Con las reservas de oxígeno restablecidas, se llanea a continuación por la Faja de Pelay, un cinturón bajo la Sierra de las Cutas desde el que se obtiene una vista casi aérea del valle de Ordesa. Un encuadre privilegiado del surco que deja el río Arazas entre las hayas, del Circo de Soaso, Sierra Custodia y las figuras dominantes de las Tres Sorores.

Mirador de Calcilarruego con vistas al Gallinero y la Faja de las Flores. 
Bajo las nubes, a la izquierda el Casco, en el centro el pico Descargador 
y a la derecha La Torre. 
Rubén García Blázquez

Pino negro (Pinus uncinata) desde la Faja de Pelay. 
Al fondo el Pico de Otal y la Sierra de la Tendeñera. 
Rubén García Blázquez

Sierra de las Cutas sobre la Faja de Pelay. 
Rubén García Blázquez

Rododendro (Rhododendron ferrugineum). 
Arbusto perenne de alta montaña que florece en verano. 
Rubén García Blázquez

Quebrantahuesos (Gypaetus barbatus). 
Rapaz osteófaga con una envergadura media de 2,5 metros. 
E. Viñuales, cedida por el Gobierno de Aragón

Fuente: Eroski Consumer


Ya puede usted cerrar la boca que la admiración por estos paisajes le mantuvo abierta unos minutos.
¿Imagina lo que es este lugar visto personalmente?


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

¿Se Suman?

"Conociéndonos" Esquel- Chubut- Argentina

Esquel

Ciudad de Esquel.La ciudad de Esquel es la entrada a una incomparable región cordillerana cuya naturaleza sorprende al viajero durante todas las estaciones del año. Esquí, Trekking, rafting, cabalgatas, montañismo, pesca y tantas actividades como puedan imaginarse en medio de paisajes asombrosos; entre los que se destacan densos bosques, selvas que resguardan Árboles milenarios, ríos bravíos y espejos de agua que seducen y sorprenden.Desde esta ciudad se puede combinar la tranquilidad de los sitios alejados, la belleza de la cordillera de los Andes, la inmensidad de la estepa patagónica y una rica historia de pueblos originarios e inmigrantes.

El mago Emanuel en La Hoya

El mago Emanuel en La Hoya
¡Cuidado! Mago esquiando

"Conociéndonos" El Calafate. Santa Cruz Argentina

El Calafate

El Calafate, se ubica en los 50° 20’ latitud sur (equivalente a la ciudad de Londres), en el hemisferio norte. Dentro de la República Argentina, ubicado dentro de la Provincia de Santa Cruz, se halla El Calafate, una pequeña y muy pintoresca ciudad. Al pie del cerro Calafate y asentada en la Bahia Redonda sobre la margen sur del Lago Argentino, a 200 metros sobre el nivel del mar, se encuentra esta villa turística con más de 8.000 habitantes. La misma, cuenta con una infraestructura turística ideal, acompañando su magnífico entorno natural con todas las comodidades necesarias para una confortable estadía. Por su proximidad al imponente Parque Nacional Los Glaciares, a 80 kilómetros, se la conoce como la Capital Nacional de los Glaciares. Es la ciudad mas cercana para visitar el Parque Nacional los Glaciares y su famoso Glaciar Perito Moreno, declarados Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO.

Puerto Patriada - El Hoyo

Puerto Patriada - El Hoyo
Patagonia Argentina

No contamines

No contamines
Proyecto "La Elena"Diario El Chubut